¿Soy la bruja de la casa? | Te escucho

Te ganas este titulo cuando eres la única que pone las reglas y castigos a tus hijos mientras que papá no mueve un dedo y así se convierte casi sin querer en “el bueno” de la casa. ¿Y tu? La mala, la pesada, la que hace todo por ellos, pero al final se lleva el titulo de la bruja de la casa.

Si tu eres de las madres que por las noches le repite a sus hijos, que se duerman temprano, que dejen el celular, que apaguen la computadora; y por las mañanas las que los despierta para que no lleguen tarde, las que les exigen que tomen desayuno para que no se enfermen, y encima de todo eso, solo recibes malas caras, gritos de “ya mamá!”, y cero “gracias mami”; te aseguro que cada vez sera más difícil mantener la calma y el buen animo por las mañanas.

Empezar el día de esta manera, durante todos los días de las semanas, no es algo fácil de soportar, tu hijo va a creer que solo tu pones la autoridad dentro de la casa. Y tu vas a cargar con toda la responsabilidad de ponerle orden y te quedaras sin tiempo para abrazarlo o hacer cosas divertidas. Los hijos exigen mucho y si te pones siempre el disfraz de bruja terminaras agotada al final del día. 

Probablemente te pelearas mas con tu pareja, uno le echara la culpa al otro de lo malo que pasa con los hijos; de por si ambos tienen ideas distintas sobre como criarlos y si no se ponen de acuerdo en estos asuntos, pronto las peleas de pareja llegara a los hijos y esto si que daña a cualquier familia. 

Así que recuerda, ambos papá y mamá tienen que jugar para el mismo equipo: el de padres!
Por el amor que ambos tienen a sus hijos, tienen que sentir que ambos son autoridad que trabajan juntos y no como enemigos, ambos tienen voz y voto en las decisiones del hogar. 

No estarán de acuerdo en todo vienen de distintas familias, no piensan igual, no corrigen igual pero ello no significa quitar la autoridad del otro; cada uno puede tener su momento padre/hijo donde se siente mas a gusto, por ejemplo: mamá con el orden y la limpieza y papá con las tareas del colegio. 

Así que devuelve el disfraz que tanto cansa, aburre y te hace renegar.

× Hola ¿Cómo podemos ayudarte?