Si no quieres, ni el mejor amante logrará excitarte. | Te escucho
En la vida para conseguir algo, tienes que ir a buscarlo. En el sexo para tener excitación primero tienes que desear tener excitación. El deseo es quién arma las ganas de besar o tener un encuentro sexual. ¿Es normal no tener ganas? ¿Las mujeres tenemos menos ganas de tener sexo?.
Una de las consultas frecuentes en mi consultorio es: Dr. ¿Es normal no tener ganas? y casi siempre viene acompañada de una sensación de impotencia o frustración. También he visto mujeres que se sienten hasta anormales por no tener tantas ganas como tiene el esposo o la pareja.
Y ese sentimiento de culpa puede provocar no solo problemas personales para quien lo experimenta sino para toda la relación de pareja.
Las mujeres experimentan su vida sexual de una manera propia y cada una tiene sus propios ritmos y velocidades. No todas son iguales. Incluso las más apasionadas e intensas tienen un periodo donde no hay ganas. y eso es normal.
Aquí te presento una lista de hechos o situaciones donde es normal no tener ganas de intimar:
1-. Cuando existe demasiada tensión laboral y una llega a casa cansada y además preocupada.
2-. Tuviste un día de muchas emociones cambiantes y termina tu día con un solo deseo: dormir.
3-. Cuando sientes que algo pendiente no se resuelve con tu pareja y no deseas tener intimidad hasta que no se resuelva lo pendiente.
4-. Te sientes muy disconforme con tu cuerpo y te avergüenza mostrarlo desnudo.
5-. No sientes atracción sexual por tu pareja. Y existen periodos donde nuestra pareja no nos atrae.
6-. Peleas mucho con tu pareja. Y de tanto pelear estas muy a la defensiva.
7-. Tienes muchas tareas que realizar con tus hijos y solo piensas en ¿Cómo lograrlo?
8-. Sientes que el trabajo de la casa es demasiado para ti y que tu pareja no esta ayudando.
9-. Deseas castigar emocionalmente a tu pareja y has escogido el sexo para hacerlo. Te niegas a darle un premio.
10-  Cuando padeces de depresión y tomas pastillas que inhiben las ganas de tener sexo.
Y muchas razones más para no tener ganas. Pero ¿Qué sucede cuando la falta de ganas se vuelve permanente? y además ¿Ocasiona problemas en la vida de pareja?.
A veces son los resentimientos producto de una infidelidad que no permiten estos encuentros sexuales. A veces también están presentes los temores de parte de uno de los miembros de la pareja. El temor a volver a salir embarazada. El temor a no poder tener el dinero suficiente para alimentar a ese niño. El temor a tener un hijo en medio de tantas peleas y problemas que la pareja aún no puede resolver.Y así varios temores que evitan las ganas de tener sexo. Y también enfermedades como depresión. Ansiedad. y Trastorno Obsesivo compulsivo.
Una buena recomendación es buscar ayuda especializada y empezar a enfrentar el problema. Pero pregúntate ¿Es un problema para mí, no tener ganas? y si la respuesta es sí, busca ayuda. Porque muchas mujeres se han quedado conforme con su ausencia de ganas, y el problema es más bien para la pareja. Aunque ya sabemos que problema que no afrontas es un problema que más tarde o más temprano se revela y ocasiona más problemas.
× Hola ¿Cómo podemos ayudarte?