¿Y si supieras que nunca dejaras de pelear con los demás? ¿Lo creerías?. Hoy quiero escribir sobre las cinco verdades que no sabias de las peleas. Algunas pueden ser desagradables y aún así muy reales, otras serán menos desagradables pero dependerá del angulo en que las mires.

1-. El ser humano no dejara de pelearse consigo mismo ni con los demás. A pesar que intentara no pelear ya que nuestra sociedad censura las peleas entre seres humanos.

2-. El ser humano tiene en las peleas una gran fuente de aprendizaje emocional y eso lo lleva a evolucionar constantemente. Incluso si no es consciente de esto. ya que lo hará de forma instintiva.

3-. Gracias a que constantemente intenta graduar, calibrar, equilibrar sus peleas consigo mismo y con los demás, con los años va logrando reducirlas, y hasta transformarlas en su propio beneficio personal. Se aprende mucho de las peleas. Y de las modalidades de peleas que hoy existen.

4-. Las peleas no solo son desfogues emocionales necesarios para el equilibrio emocional de una persona sino que uno va a prendiendo de sus fuerzas, de sus intensidades, de sus necesidades y carencias emocionales. Las peleas ofrecen la información de lo que uno necesita como urgente. La gente no pelearía sino es por alguna razón importante o una necesidad que requiere ser satisfecha.

5-. Las peleas no solo son reacciones instintivas, sino que ademas son construcciones mentales muy complejas en el ser humano y que su uso depende de lo que cada uno necesita. Es decir uno pelea inteligentemente, utiliza la táctica, calculo y mide las consecuencias de cada pelea. pelear es una decisión muchas veces consciente. No solo nace de la improvisación o de lo inesperado. En las parejas observamos que cada cierto tiempo el otro necesita armar una pelea, ya que no funciono ni las explicaciones y el conversar.

Y si no crees lo anteriormente descrito observa a la mayoría de ancianos, pues ellos pelean menos, y logran una tranquilidad que muchos envidian. Aprendieron con los años a ver la vida sin muchas peleas innecesarias. Pueden ser hasta revolucionarios pero por una causa justa. Y ves también ancianos renegones, pero son estilos de vidas adquiridos en la vida adulta que no pudieron dejar atrás.