No todo resulto ser un desastre. Algunas parejas reportan un crecimiento emocional en su relación de pareja debido a la adaptación y la flexibilidad que emplean en su convivencia actual. He conversado con un gran número de parejas y llego a las siguientes conclusiones que ahora detallo a continuación según como me lo relataron:

1-. Al principio nos perturbo vivir sin salir, nos desacomodo y sentíamos mucha frustración, pero fuimos conversando poco a poco y ahora hemos logrado decir lo que sentimos y cómo queremos vivir en esta confinación. Escucharnos sin presionarnos sirvió mucho.

2-. Ahora tenemos tiempo para estar todos juntos. Y podemos conversar más. hemos inventado juegos nuevos entre nosotros. Nuestros hijos están más felices.

3-. Tenemos nuevas reglas y costumbres que surgieron de conversar y escuchar a nuestros hijos. Ellos valoran nuestras ganas de estar juntos y felices. Más que importar el orden o la limpieza de la casa nos importa que todos estén cómodos y tranquilos. Hemos priorizado la tranquilidad de cada uno. Ahora conozco ¿Qué puedo hacer para no incomodar a los miembros de mi familia?. Y cada uno se responsabiliza por lo que puede hacer mejor para el bienestar del grupo.

4-. Tenemos horarios que respetamos y beneficios que otorgamos como premios cuando los demás cumplen la tarea dejada. Y eso permite orden y una sensación de colaboración entre todos. Estamos más juntos que antes de la pandemia.

5-. Aparecen nuevos sentimientos, al inicio el miedo, ahora las ganas de protegernos los unos a los otros. Al comienzo miedo a la muerte, ahora ganas de seguir luchando y viviendo y valoramos lo más importante. LA VIDA, El AMOR entre nosotros. Nos cuidamos entre todos. Si alguien sale le damos mucho cariño y le recordamos los protocolos de seguridad.

6-. Todo es nuevo ahora. Mi papá tambien lava y plancha. Mi mamá sale a comprar cosas, alimentos porque ella compra mejor. Cuando regresa mi padre la espera con una gran sonrisa. Y somos una familia más unida.

No todo es infección, muerte y desgracia económica. También es Lucha, superación, innovación y una nueva manera de ser felices.